Confía en las Promesas de Dios

Mensaje del Pastor Jorge Suárez – Domingo, 7 de abril de 2013

Mateo 8.14-17. 14 Cuando Jesús entró en casa de Pedro, vio a la suegra de éste en cama, con fiebre. 15 Le tocó la mano y la fiebre se le quitó; luego ella se levantó y comenzó a servirle.16 Al atardecer, le llevaron muchos endemoniados, y con una sola palabra expulsó a los espíritus, y sanó a todos los enfermos. 17 Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: «Él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores.»

LO CONTRARIO A CONFIAR ES TEMER.

JOB 3.25: “Porque el temor que me espantaba me ha venido, Y me ha acontecido lo que yo temía”.

Job 1:1: Job era un hombre perfecto y recto. Pero de su boca brotaron unas palabras que denotaban su debilidad: “Porque el temor que me espantaba me ha venido”.

Cuando un cristiano declara enfermedades, está más pendiente de lo que el enemigo puede hacer, en lugar de confiar en lo que DIOS ha prometido.

¿Cuál es el temor que te invade?, ¿Será que Dios no puede hacer nada?, ¡Entonces, CONFÍA!

POR QUÉ DEBEMOS CONFIAR EN LAS PROMESAS DE DIOS?

 

  • PORQUE DIOS ES FIEL:

Heb.6.18a:  Es imposible que Dios mienta.

Hebr.11.11b: 11 Por la fe Abraham, a pesar de su avanzada edad y de que Sara misma era estéril, recibió fuerza para tener hijos, porque consideró fiel al que le había hecho la promesa.

Hebr.10.23: 23 Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.

Ejemplo: Luc.5.4-5: Cuando Jesús acabó de hablar, le dijo a Simón: —Lleva la barca hacia aguas más profundas, y echen allí las redes para pescar. —Maestro, hemos estado trabajando duro toda la noche y no hemos pescado nada —le contestó Simón—. Pero como tú me lo mandas, echaré las redes.

 

  • PORQUE DIOS ES TODOPODEROSO:

2 Tim.1.12b: Pablo dice: 12 Por ese motivo padezco estos sufrimientos. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado.

Rom.4.20-24: (Abraham)20 Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido.

Ef.3.20: 20 Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros,

Ejemplo:  Mateo 8.23-27. 23 Luego subió a la barca y sus discípulos lo siguieron. 24 De repente, se levantó en el lago una tormenta tan fuerte que las olas inundaban la barca. Pero Jesús estaba dormido. 25 Los discípulos fueron a despertarlo. —¡Señor —gritaron—, sálvanos, que nos vamos a ahogar! 26 —Hombres de poca fe —les contestó—, ¿por qué tienen tanto miedo? Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas, y todo quedó completamente tranquilo.27 Los discípulos no salían de su asombro, y decían: «¿Qué clase de hombre es éste, que hasta los vientos y las olas le obedecen?»

 

  • PORQUE PARA DIOS TODO ES POSIBLE:

Jer.32.27: 27 «Yo soy el Señor, Dios de toda la humanidad. ¿Hay algo imposible para mí?

Mat.19.26: Hablando de los ricos, Jesús dijo: 23 —Les aseguro que es difícil para un rico entrar en el reino de los cielos. 24 De hecho, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. 25 Al oír esto, los discípulos quedaron desconcertados y decían: —En ese caso, ¿Quién podrá salvarse? 26 —Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible.

Ejemplo: Luc.1.37: El ángel Gabriel le anuncia a María que concebirá y dará a luz un hijo. 34 — ¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen? 35 —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios. 36 También tu parienta Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo. 37 Porque para Dios no hay nada imposible.

 

I Rey.8.56: Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna.

¡Aférrate a las promesas de Dios!